... Y PARA SERLO ...

sábado, 18 de diciembre de 2010

El motivo por el cual desapareci (en cuento)

bueno princesitas... hace cuanto no estaba por aca!! pasaron muchas cosas... en su mayoria malas... pero digamos que es un milagroq yo hoy esté aca escribiendoles... les resumo y les dejo el cuento de lo q me paso... el monstruo me dejo y no aguante mas.... (si ese es todo el resumen de todos estos meses)


El era su vida, su cable a tierra su sostén y por el respiraba. Ella no soportaba la idea de llegar a perderlo, no concebía su vida sin él. Aquella noche cuando él decidió terminar con ella su corazón dejo de latir, su mente dejo de pensar y sus ojos empezaron a llorar. No quería vivir más, su vida se había ido con él. 30 comprimidos, esa fue la única solución que encontró.



Entre llantos logró dormirse, creyendo que ya no iba a despertar pero en su destino no estaba escrito que esa noche no despertaría. Abrió los ojos confundida, no sabía si lo que sentía era dolor, tristeza o miedo, en su mente seguía esa misma idea que rondaba la noche anterior. Intentó levantarse pero sus piernas no le respondían, su cabeza tampoco, estaba en una nebulosa en la que no sabía que pensar. Logró volver a acostarse, agarró su celular y dejo preparado el número de su terapeuta, se aferró a la foto de él y se dispuso a esperar. El tiempo pasaba y ella cada vez se sentía peor, una hora, dos y nada sucedía. Comenzó a asustarse, entendió lo q había hecho, igualmente no se arrepentía, sin el su vida no tenía sentido, pero el miedo se apoderó de ella.


Entre gritos y llantos pidió ayuda, su padre corrió a ver que sucedía y ella con las pocas fuerzas que le quedaban en un hilo de voz le pidió que llame al médico que era grave, no tenía ni fuerzas ni ganas de explicarle lo q había hecho, le juró a su padre q al médico le explicaría, pero que no perdiera más tiempo y lo llamara.


A partir de ese momento su mente se volvió una nebulosa, no recuerda ni como, ni cuando, ni porque terminó en esa cama de hospital, llorando por ese amor que era su vida y que casi le cuesta su vida.


En el hospital ella lo único que quería era verlo a él, más aun cuando supo que su padre lo había llamado para avisarle. En una de sus nebulosas de recuerdos sabía que en esa sala de terapia había hablado con el por teléfono, pero no sabía qué. Soñaba con que el llegara, pensaba qué le iba a decir, imaginaba que él iba a recapacitar y volver con ella. Su estadía en esa terapia se basó en pensar en él y llorar por él, porque nunca llegaba, pasaba el tiempo, las visitas pero el no, y ella cada minuto que pasaba sin verlo a era una agonía. Pasó la internación esperándolo, pero él nunca llegó.

1 pensamientos lindos!:

Rain dijo...

k triste! :(.. la vdd creo k a tds nos ha tocado en algun momento sentir eso,.. todo depende de como reaccionemos ante los acontecimientos y con que claridad analizamos las cosas, el ser pacientes, y esperar a sentirnos mas capaces de pensar que hacer; puede ser un punto crucial en la vida de toda persona!... FUERZA

18 de diciembre de 2010, 17:30